DESDE EL SIPROSA ASEGURAN QUE LA PROVINCIA ESTA PASANDO EL PEOR MOMENTO

El panorama de contagios en Tucumán no escapa a la situación que atraviesa todo el país y fue descripto por el doctor Luis Medina Ruiz como “uno de los peores momentos desde que comenzó la pandemia”.

El Secretario ejecutivo médico del SIPROSA reconoció la grave situación que vive Tucumán, pero “gracias a las restricciones se logró desacelerar el aumento exponencial de casos. Si no había restricciones hoy estaríamos entre 1.800 a 1.900 casos por día».

Pese a este indicador favorable, Medina Ruiz manifestó que el no acatamiento estricto de las normas imposibilitó que los números desciendan aún más: “hoy estamos en una curva ascendente más lenta”

En algunos estados provinciales, los ministros califican la situación de sanitaria como crítica y la consigna es acompañar la campaña de vacunación con la conducta social. “Hay que salir para lo indispensable, si disminuimos la circulación de personas podemos disminuir la circulación viral comunitaria y en tres o cuatro semanas tendremos un resultado diferente”.

“Todas las restricciones que se están llevando son consecuencias de la falta de cumplimientos de los protocolos. Lamentablemente hay una parte de la sociedad que no se cuida lo que lleva a más contagios, más casos graves y más fallecidos. Hay un gran porcentaje de la población que si se cuida y desde Salud se lo agradecemos”, expresó el responsable del SIPROSA.

El Ministerio de Salud Pública detectó en la provincia casos de las cepas Manos y California en personas que no viajaron a dichos puntos. Las autoridades sanitarias

“Notamos que la cepa de Manaos tiene mayor capacidad de contagio, mayor carga viral, período de incubación más corto, hay personas que se contagian y a pesar de ser jóvenes tienen cuadros graves”, detalló el Medina Ruiz.

 

 

 

(Los Primeros)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.